Muchas veces nos encontramos con cuadros que no poseen orificios para porta caramañolas o que, por el ajustado ángulo de su tubería, simplemente se ven reducidos en su capacidad de carga. Por eso Liv ha buscado la solución a este problema creando un porta caramañolas con un diseño de bajo perfil y acabados de alta calidad para ser colocado sobre el manubrio de tu bici. De esta forma, siempre dispondrás de tu hidratación a mano.

Características

  • Hecho de plástico flexible.
  • Diámetro ajustable para adaptarse a una gama de tamaños de botella (55-80mm)
  • Peso: 48g